Resumen de comunicación

Presentación: Póster virtual

P-47 - INCIDENCIA DE TUMOR VESICAL EN TUMORES DE VÍA URINARIA SUPERIOR. ESTUDIO RETROSPECTIVO A 5 AÑOS

Murgui Rodríguez, M; Lopes Alves, J.B; Manzi Orezzoli, M.P; Ferrer Lopez, A.I; Rodriguez Elena, J.L; Olivares Ruiz del Olmo, J.A; Machado Fernández, G.A; Rodríguez Romero, M.A; Varilla Varilla, C; Bravo Fernández I.

Hospital San Pedro de Alcántara (Cáceres). España.

INTRODUCCIÓN: Los tumores de vía urinaria superior son poco frecuentes (menos del 5-10% entre todos los tumores uroteliales). Los tumores pielocaliciales son aproximadamente dos veces más comunes que los tumores ureterales, siendo multifocales entre el 10-20%. En el momento del diagnóstico, el 60% de este tipo de neoplasias son invasivas y el 7% tienen metástasis. En el 17% de los casos se diagnostica de tumor vesical concurrente, mientras que la historia previa de cáncer de vejiga se encuentra en el 30-41% de los casos. Después del tratamiento, la recidiva vesical ocurre en el 22-47% de los pacientes. El objetivo de este trabajo es analizar a los pacientes con tumores de vía superior tratados en los últimos años 5 años, identificando la incidencia de tumor vesical encontrado previo o posterior al tratamiento.
MATERIAL Y MÉTODOS: Realizamos un estudio observacional retrospectivo con las nefroureterectomías realizadas en los últimos 5 años por el servicio de urología en el Hospital San Pedro de Alcántara. Se han realizado 19 nefroureterectomías radicales. De éstas el 89,47% de los pacientes eran varones. El 50% mayores de 70 años y el 31,6 mayores de 60 años. El 82 % de los pacientes eran fumadores y el motivo del estudio ha sido el 68,42% hematuria, 15,8% hallazgo incidental, 10,53% dolor en fosa renal y únicamente un 5,3% en control de tumor vesical no músculo-invasivo.
RESULTADOS: El 84,2 % de los tumores fueran considerados de alto riesgo con la prueba radiológica y citología urinaria. Sólo en un paciente se identificaron metástasis en el momento del diagnóstico. El 73,7% precisaron de rodete vesical quirúrgico. La anatomía patológica fue pTaG1-G2 en el 22,2%; pT1G2-G3 en el 27,8%; pT2N0G3 en el 5,6%, pT3G2-G3· en el 22,2% y benigna en el 22,2% (hiperplasia urotelial, pieloureteritis crónica y pielitis por litiasis). Sólo existe registrado éxitus de un paciente al año. En una mediana de seguimiento oncológico de 48 meses, únicamente 3 pacientes han sido diagnosticados de tumor vesical de bajo grado no músculo-invasivo, un 15,8% de los casos.
CONCLUSIONES: Los tumores de vía superior se pueden presentar de forma aislada, o bien relacionados con un tumor vesical, siendo su diagnóstico previo, simultáneo o posterior a dicho tumor. En nuestra cohorte analizada, el diagnóstico de tumor vía de urinaria superior en control de tumor vesical, ha sido del 5,3%. Así, la incidencia de tumor vesical en control de tumor urotelial del 15,8%, ambos porcentajes inferiores a los de la literatura descrita.
PALABRAS CLAVE (5): Urothelial carcinoma; diagnosis; upper urinary tract; incidence; radical nephroureterectomy.