Resumen de comunicación

Presentación: Comunicación oral

C-21 - CANCER VESICAL MUSCULO INVASIVO. PERFIL DEL PACIENTE CANDIDATO A QUIMIOTERAPIA NEOADYUVANTE Y EVALUACIÓN DE LA TOXICIDAD INDUCIDA.

Esper Rueda, JA; Legido Gomez, O; Diaz de Mera Sanchez Migallon, I; Herráiz Raya, L; Salce Marte, L; Donate Moreno, MJ; Martínez Ruíz, J; Lorenzo Romero, JG; Gimenez Bachs, JM; Carrión López, P; Pastor Navarro, H; Martinez Sanchiz, C; Anguita Fernandez, PJ; Virseda Rodríguez, JA; Salinas Sanchez, AS

Complejo Hospitalario Universitario de Albacete.

Introducción y Objetivos: Aunque la cistectomía radical (CR) sigue siendo el pilar en el tratamiento del carcinoma vesical muscoloinvasivo (CVMI) resulta insatisfactoria, fundamentalmente a causa del fallo de la enfermedad a distancia. Lo que ha justificado el uso de regímenes de quimioterapia previo al tratamiento quirúrgico radical, al fin de controlar la enfermedad micrometastática. Nuestro objetivo es analizar el perfil de pacientes candidatos a QTn en nuestro centro, la toxicidad inducida por la misma y el tiempo medio entre el inicio del tratamiento sistémico y la cirugía radical en este grupo de pacientes, desde su indicación en el 2010.

Material y Métodos: Estudio de cohortes retrospectivo, donde se analizan las características clínicas, histopatológicas y terapéuticas de los pacientes diagnosticados de CVMI y tratados con algún esquema de quimioterapia neoadyuvante (QTn), entre enero de 2011 y diciembre de 2018. Aplicamos estadística descriptiva y un análisis de supervivencia mediante el software SPSS 20.0.

Resultados: Un total de 245 CR se realizaron en este periodo de tiempo. 90 pacientes (36,7%) fueron seleccionados en nuestro comité de tumores para tratamiento con algún esquema de QTn. Entre los años 2016 a 2018 se han realizado 100 CR. 17% de estas no tenían indicación de QTn, debido a: Estadios <pT2 recidivante (8%), cistopatía inflamatoria (5%), o anatomía patológica diferente al carcinoma urotelial (4%). Los 83 casos restantes tenían indicación teórica de QTn por diagnóstico previo de pT2 en la RTU vesical. De estos, a un 49,3% (41/83) se indicó algún esquema de QTn.

Las razones por las que se desestimó el protocolo de QTn fueron, en 25(30%) por edad y mal ECOG, 8(9,6%) insuficiencia renal previa, 4(4,8%) uropatía obstructiva al diagnóstico no resuelta, en 3(3,6%) presencia de otro tumor pélvico sincrónico (Ca epidermoide de vagina, Ca de endometrio y Ca de recto). Y 2(2,4%) hipoacusia previa.

Finalmente 90 pacientes fueron seleccionados para tratamiento con QTn, desde el año 2011 al 2018. 83% eran varones, con edad media de 64 años. Un 95% presentaban al diagnóstico un ECOG 0-1, y el 81% un filtrado glomerular >60ml/min. El protocolo con Cisplatino-Gemcitabina se indicó en el 79% de los pacientes. Aunque un 40% de los casos presentaron algún evento adverso asociado a la quimioterapia, fundamentalmente hematológicos, el 93% lograron completar las 4 dosis propuestas. El tiempo medio desde el primer ciclo de QTn, hasta la realización de la CR fue de 10 semanas. El tipo de derivación urinaria elegida durante la intervención quirúrgica fue la Ureteroileostomía 68 (75%), seguida de sustitución vesical 14 (15,6%) y ureterostomia cutánea en 8 (9%). 

CONCLUSIONES: En nuestra serie la selección adecuada de los pacientes con CVMI ha mostrado una buena tolerancia a la QTn, con una alta tasa de cumplimiento previo a la CR, y un tiempo medio de 10 semanas entre el inicio de QTn y la realización de la CR, siendo congruente con lo hasta ahora publicado en la literatura.